Blog

Proteger tus ojos del sol

Proteger tus ojos del sol es algo que debemos hacer todo el año, y con la llegada del verano todavía con más motivo. La radiación ultravioleta (UV) nos afecta en cualquier época del año, y en verano (ya sea playa o montaña) alcanza valores extremos, sobre todo en la zona sur de la península y las Islas Canarias. Os voy a explicar porqué es tan importante y qué consecuencias puede tener una no protección o una mala protección del UV.

Espectro electromagnético

Nuestro rango de visión (espectro electromagnético visible) oscila entre los 360 y los 760 nanómetros(nm).  

espectro electromagnetico

Como podéis ver en este diagrama, nuestro ojo es sensible a un rango muy pequeño del espectro, por encima de los 760 nm encontramos la zona del infrarrojo y por debajo de los 360 nm el ultravioleta(UV) que es la zona que nos interesa.

Al igual que protegemos nuestra piel con cremas solares de los rayos UV, nuestro ojo también está expuesto al sol de la misma manera. Por lo tanto si protegemos nuestra piel, ¿por qué no nuestros ojos?.

Para protegernos de la entrada de radiación ultravioleta utilizamos las gafas de sol, ya que evita la entrada de radiación UV de al menos hasta 360 nm (denominado corte del UV), de esta manera solo entra en nuestro ojo radiación del espectro visible a partir de 360 nm. Actualmente la mayor parte de las lentes protegen hasta los 400 nm (parte de la luz visible azul).Recientes estudios aseguran que incluir en las lentes protección a la luz azul proporciona mayor beneficio para nuestros ojos.

¿Qué tipo de gafa de sol?

Sin embargo, hay que tener cuidado con las gafas de sol que adquirimos, puesto que no todas garantizan la protección a los rayos UV. Los establecimientos de óptica aseguran que las lentes están  homologadas (siguen un control sanitario); por contra, si compramos en establecimientos sin control sanitario como por ejemplo en  “top manta”, mercadillos, etc, ese tipo de lentes puede provocarnos daños en nuestra visión que en ocasiones pueden ser irreparables.

¿Por qué son tan importantes unas lentes homologadas?

Unas lentes no homologadas pueden producir daños importantes, ya que nuestro ojo al percibir más oscuridad por el tinte de la lente va a hacer que la pupila se dilate, y por tanto se produce un ¡aumento de la entrada de radiación UV!

Las consecuencias de ese aumento provoca:

  • Picores, mayor sequedad y falta de confort ocular.
  • Aceleración en el proceso de aparición de catarata (opacificación del cristalino).
Ojo con catarata
Ojo con catarata
sin catarata
Ojo sin catarata

 

  • Daños en retina, por estrés oxidativo y aumento de radicales libres.
  • Aumento de riesgo de pinguecula (lesión en esclera).
Pinguecula (tejido amarillento)
Pinguecula (tejido amarillento)

 

  • Aumento de riesgo de pterigium (denominado comúnmente como palmera).

 

Tejido fibroso creciendo en córnea
Tejido fibroso creciendo en córnea

 

Aparte de la radiación UV, la lente de muy mala calidad óptica puede producir sensación de mareo y malestar por la aparición de efectos prismáticos indeseados.

Por lo tanto siendo la vista la más valorada de los cinco sentidos, debemos cuidarla, no solo desde dentro con una alimentación equilibrada y adecuada sino también de agentes externos como el UV, que como hemos visto anteriormente puede producir daños a largo, medio e incluso a corto plazo.

La gafa de sol no solo es una cuestión de estética sino que es principalmente una medida tanto sencilla como eficaz de protección frente a la radiación UV, siendo el Óptico Optometrista el personal sanitario profesional más adecuado para aconsejarnos con total garantía.

 

Alejandro Rueda

Graduado en Óptica y Optometría

colegiado nº 22189. alejandro@vistacamacho.com

     

    No dudes en consultarnos tus dudas.

    Nombre (requerido)

    Teléfono (requerido)

    Correo electrónico (opcional)

    Comentarios