Blog

imagen de fatiga visual

4 consejos para reducir la fatiga visual

4 consejos para reducir la fatiga visual

Vivimos en un mundo donde el uso de pantallas de ordenador, tablets y teléfonos está cada vez más extendido, tanto para uso profesional como personal. De hecho, un estudio estadounidense estima que más de un 70% de los profesionales cuya herramienta de trabajo es el ordenador sufren dicha fatiga visual.

¿Qué es la fatiga visual?

La fatiga visual, o astenopia, es una alteración funcional negativa de carácter reversible debido aun esfuerzo excesivo del aparato visual. Se produce debido al excesivo trabajo de los músculos extraoculares y/o del musculo ciliar encargado del fenómeno de acomodación, es decir, de los movimiento de enfoque del ojo.

Un buen ejercicio para empezar a pensar en el tema es que hagas una estimación de tu tiempo delante de una pantalla a lo largo de un día.

¿Qué síntomas tiene la fatiga visual?

Se puede sentir molestias en los senos paranasales o extenderse por toda la cabeza. Además se añade que los ojos se irritan y enrojecen y dado el agotamiento de la función visual se puede provocar visión borrosa o doble o mal enfoque. Pero no debe confundirse algunos de estos síntomas con la presbicia.

Consejo 1: distancia mínima en uso de pantallas

Los fabricantes de pantallas nos recomiendan diferentes distancias mínimas dependiendo del tipo de pantalla:

Móvil: 30-35 cm, a ser posible con el brazo en reposo

Tablets: 40-45 cm

Ordenadores y portátiles: 50-55 cm

imagen de blog de Lenovo

Consejo 2: tipo de pantallas

Todos somos conscientes y estamos disfrutando la época de mayor avance tecnológico de la historia, y el campo de los monitores no escapa de ese avance. Para reducir la posibilidad de fatiga visual es muy importante elegir un buen monitor.

Lo óptimo es que tenga una tasa de refresco de 300 Hz (para eso sirve la tasa de refresco) y cuanto mayor sea la resolución, mejor. Y si es de 4K, significará que la calidad de la resolución y el rendimiento del monitor reducirá la fatiga visual.

Y si le puedes poner una pantalla antireflejos, todavía mejor. Una pantalla mate siempre será mejor para nuestra vista que una pantalla con molestos brillos.

Evita los contrastes altos, con colores intensos.

Consejo 3: luz y entorno

La cantidad de luz que haya en la habitación es un factor fundamental ya que cuanta menos luz, más fijaremos la vista en la pantalla y tendemos a parpadear menos. Es importante que haya un equilibrio entre la luz que proyecta el monitor y la luz ambiente, a ser posible natural y evita, si es posible, la luz fluorescente.

Consejo 4: limpieza de ojos y pantalla

Se pueden usar colirios para reducir la irritación o el uso de lágrimas artificiales (en otro artículo hablaremos de la importancia de las lágrimas e incluso cómo provocarlas para la limpieza del ojo).; pero al igual que la limpieza del ojo es importante para su funcionamiento, la pantalla debe estar igualmente limpia ya que las partículas de polvo quedan adheridas a la pantalla por electricidad estática y, proyectadas, pueden provocar irritación ocular.

Utiliza gamuzas de microfibras antiestática para la pantalla y reducirás factores ambientales que pueden afectar negativamente la visión.

Pide cita con tu oftalmólogo de confianza.

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

Correo electrónico (opcional)

Comentarios